Si estás de visita en Madrid o te has mudado de tu país a la capital de España, quizá alguna vez hayas escuchado que a los madrileños se les llama “gatos”. ¿Sabes por qué se les llama gatos? No tiene que ver con su físico, no son peludos ni arañan, os lo prometemos. 😆 ¡Sigue leyendo y descubre la razón!

Historia del apelativo gato y su uso para los madrileños

Según cuenta la leyenda, el nombre “gato” o “gata” proviene de un hecho histórico que ocurrió en Madrid en el siglo XI, en la Edad Media. Durante el dominio árabe, por orden de Muhammad I en Mayrit (posteriormente, Madrid) se construyó una muralla muy alta para defender la ciudad de posibles invasores. No obstante, en 1085 uno de los soldados del rey Alfonso VI consiguió trepar por ella con éxito, abrir las puertas al ejército cristiano y cambiar la bandera mora por una cristiana, reconquistando la ciudad.

Cuando estaba subiendo por la muralla, sólo ayudado de una daga, los otros soldados estaban impresionados por subir tan rápido y con tanta facilidad por ella, y dijeron que parecía un gato. 🐱 Desde ese momento, se dice que este soldado decidió cambiar su apellido por el de “Gato”.  Con el paso del tiempo, el apellido pasó a sus descendientes, algunos de los cuales también fueron soldados muy relevantes en la historia de España. Poco a poco el apelativo de “gatos” se extendió a las personas con gran coraje y, más adelante, a los madrileños y madrileñas. Aunque, en realidad, no todos los nacidos en Madrid son gatos… Te contamos quiénes son los auténticos gatos más abajo. 🙃

Por cierto, actualmente se pueden visitar algunos restos de esa muralla cerca de la Catedral de la Almudena en Madrid. Además, en La Latina se puede ver un mural con el lema “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”, que hace referencia a los acuíferos que había debajo de Madrid y a las chispas que salían de las flechas al chocar contra la muralla de Mayrit.

Por que llama madrileños gatos

Requisitos para ser un gato o una gata

Como decíamos, no a todas las personas que han nacido en Madrid se les llama gatos. Existe un requisito fundamental, que hace que muchos madrileños no puedan ser gatos. ¿Cuál? Que sus cuatro abuelos sean de Madrid, es decir, que los padres de su madre y los padres de su padre hayan nacido en esta ciudad. Como estarás imaginando, no muchas personas cumplen ese requisito, porque Madrid es una ciudad llena de personas procedentes de todas partes del mundo, y también de diferentes partes de España. Durante años, muchas personas de otras provincias vinieron a Madrid a probar suerte y buscar trabajo en la ciudad, y se instalaron aquí. Y tú, ¿tienes pensado quedarte a vivir en Madrid? ✨ Quizá tus descendientes se llamen gatos.

-   CÓMO LLEGAR A LA ESCUELA