Cada aula de Inhispania lleva el nombre de un monumento o edificio famoso en Madrid, por lo que hoy te llevaremos en un recorrido histórico por Madrid a través de algunas de nuestras aulas de la escuela. Esperamos que hoy aprendas algo nuevo sobre esta hermosa ciudad, y puedas seguirlo viendo nuestros videos guiados de Youtube que encontrarás más abajo.

1. La Puerta de Alcalá

  • Situada en el centro de la Plaza de la Independencia, la Puerta de Alcalá era una de las 5 antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad, junto con la Puerta de Toledo, la Puerta de Hierro, la Puerta Real y la Puerta de San Vicente.
  • El arco, terminado en 1778, fue encargado por Carlos III para sustituir a otro del siglo XVI.
  • Se podría pensar que el rey habría elegido a un arquitecto español para diseñar un monumento tan importante, pero el arquitecto, Francesco Sabatini, era en realidad italiano.
  • Fue el primer arco que se construyó en Europa después de la caída del Imperio Romano y precursor de otros arcos conocidos, como el Arco de Triunfo en París o la Puerta de Brandemburgo en Berlín.
  • El origen del nombre del arco es sencillo, se encontraba en la ruta a Alcalá de Henares, pero no todo sobre el monumento se explica con tanta facilidad. Es posible que hayas notado que los dos lados del arco están decorados de manera diferente, pero ¿te has preguntado por qué? Algunas personas dicen que Sabatini envió al rey varios diseños y que no pudo elegir entre ellos. Otros afirman que el rey accidentalmente los aprobó a ambos, y como el arquitecto no se atrevió a señalar su error, ¡decidió combinar los dos!

2. El Parque del Retiro

  • Junto a la Puerta de Alcalá se encuentra el Parque del Retiro, un oasis verde en el centro de Madrid
  • El parque era propiedad de la monarquía española en el siglo XVIII, y en el siglo siguiente se convirtió en un parque público como lo conocemos hoy.
  • Tiene un tamaño de 118 hectáreas y aquí podemos encontrar:
    • El Palacio de Cristal: un Palacio de Cristal hecho casi en su totalidad de vidrio, que solo tardó 5 meses en construirse y se terminó en 1887. Originalmente diseñado como un invernadero para exhibir plantas exóticas, hoy sirve como espacio de exposición.
    • El Pabellón de los Jardines de Cecilio Rodríquez: un jardín impresionante, hogar de decenas de pavos reales de colores brillantes. Su seto de caja perfecto, así como las pérgolas cubiertas de hiedra, lo convierten en un hermoso lugar para relajarse o dar un paseo tranquilo para los corredores y ciclistas en el resto del parque.
    • Un gran lago donde puedes alquilar una barca y remar en el agua tranquilamente.

3. La Puerta del Sol

  • Es una de las plazas más importantes de Madrid.
  • Su trazado semicircular es el eje de varias de las calles más transitadas e históricas de la ciudad, y alberga algunos de sus elementos más representativos:
    • El oso y el madroño: el símbolo de la ciudad (y el escudo del Atlético de Madrid).
    • La placa del Kilómetro 0: que marca el punto de partida de la confluencia de todas las carreteras de España.
    • La estatua de Carlos III: el rey que modernizó la ciudad.
  • Además, cada Nochevieja, cientos de españoles se reúnen bajo el famoso reloj de la Casa de Correos (el antiguo edificio de Correos) y comen las 12 uvas, una por cada campanada antes de la llegada del Año Nuevo.

4. La Plaza Mayor

  • Una de las plazas más visitadas de Madrid, ubicada en el corazón del centro histórico de la ciudad, esta plaza se caracteriza por la simetría y la austeridad, con 9 arcos de entrada y pintorescos edificios que la rodean.
  • Fue construida en 1619, pero inicialmente se llamó Plaza del Arrabal. Posteriormente adoptó otros nombres, como Plaza de la Constitución, Plaza Real y Plaza de la República. Su nombre actual se ha conservado desde el final de la Guerra Civil (1936-1939)
  • La plaza está coronada por la estatua ecuestre de Felipe III, construida en 1616, un regalo entregado al rey de España por el duque de Florencia.
  • Además, el edificio más importante y el primero en comenzar a construirse en 1590 fue la Casa de la Panadería, la panadería más importante de Madrid en ese momento.
  • La Plaza Mayor tiene una historia más dramática de lo que cabría esperar, habiendo sobrevivido a tres grandes incendios. El primero, en 1631, engulló la Casa de la Carnicería, duró tres días, destruyó más de cincuenta edificios y causó tres muertos.
  • En 1672 se incendió un farol en el pórtico de la Casa de la Panadería, quedando en pie la bodega y la planta baja. La restauración del edificio duró dieciséis meses, y hoy se puede ver en el edificio una placa que conmemora este hecho.
  • El tercero y más destructivo de los incendios se produjo en 1790. Se inició en el Portal de Paños y destruyó un tercio del perímetro de la plaza. El incendio duró nueve días, y como no había suficiente agua en los pozos circundantes, la única forma de apagarlo fue derribar los edificios circundantes para bloquear el avance de las llamas.
  • En el pasado, la Plaza Mayor se utilizó para una amplia gama de actividades. Inicialmente se usó para juicios religiosos y ejecuciones públicas, pero hoy en día, se usa para eventos más alegres como mercados y festivales.

5. El Paseo del Prado

  • Se trata de uno de los principales bulevares de Madrid, densamente flanqueado por árboles centenarios, que discurre del sur al norte entre la Plaza del Emperador Carlos V, la Plaza de Cánovas del Castillo (ubicación de la Fuente de Neptuno), y la Plaza de Cibeles.
  • Esta avenida es el punto de referencia para los habitantes de la ciudad y la ubicación de importantes puntos culturales y turísticos, entre ellos el llamado “Triángulo de Oro del Arte”, que engloba 3 museos: el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza.

6. Atocha

  • Atocha, ubicada en la Plaza del Emperador Carlos V, es la estación de tren más grande de Madrid, conecta casi todas las ciudades del país, y cuenta con el mayor número de pasajeros diarios de paso de toda España.
  • Inicialmente fue un muelle en 1851, en el que el arquitecto Alberto de Palacio y Elissague colaboró ​​con Gustave Eiffel para crear la estación de hierro forjado de estilo renovador que conocemos hoy en día.
  • Sin embargo, la estación ha sido renovada en varias ocasiones; en 1888, el edificio fue parcialmente destruido por un incendio y entre 1985 y 1992, la estación se amplió 4 veces su tamaño original.
  • Tras su renovación, la estación se dividió en tres: Madrid-Puerta de Atocha, Madrid-Atocha Cercanías y Atocha Renfe.
  • Dentro de la propia estación, hay un jardín tropical de 4.000 m², que contiene 7.000 plantas y más de 500 especies diferentes de animales y plantas. Aunque los habitantes más populares del jardín son las crías de tortuga.

 

Si quieres ver un recorrido por nuestras aulas y conocer más sobre la historia de la ciudad, haz clic a continuación.

 

descubre Madrid - qué hacer en Madrid - turismo