Cada día vamos aprendiendo más palabras que incluimos a nuestro vocabulario, y nuestra habilidad y capacidad para expresar algo de maneras diferentes crece y crece con el paso del tiempo.

Una de las primeras cosas que hacemos es aprender unas palabras básicas, entre ellas está “gracias” y “de nada”. Usamos “de nada” de manera casi automática cuando alguien nos da las gracias por algo, pero hay muchas otras formas en español para expresar esto. Por eso, hoy para ayudar a ese crecimiento te traemos 10 formas de decir de nada.

1. Nada, nada

La doble repetición de “nada” también funciona como respuesta a alguien que te ha agradecido algo. Por ejemplo:

  • ¡Muchas gracias por dejarme los apuntes de clase!
  • Nada, nada. Si de todas formas los iba a tirar.

2. No es nada

Podemos utilizar esta forma cuando queramos expresar que no ha supuesto mucho trabajo ayudar a nuestro interlocutor. Por ejemplo:

  • ¡Gracias por haberme traído la chaqueta!
  • No es nada, supuse que era tuya.

3. ¡No te preocupes!

Se utiliza esta forma cuando queremos expresar a nuestro interlocutor que no se preocupe, que no nos ha supuesto mucha molestia.

  • ¡Gracias por haberme traído la chaqueta!
  • No es nada, supuse que era tuya.

4. Está bien

Esta forma la utilizamos para expresar que ese algo que nos agradecen ya está hecho o acabado, al mismo tiempo que también expresamos que no ha sido nada.

  • ¡Gracias por ayudarme con los deberes!
  • Está bien, si al solo era algo pequeño.

5. Sin problema

Utilizamos esta forma para decirle a nuestro interlocutor que no nos ha supuesto mucho o ningún problema ayudarle, es decir, que hemos logrado ayudarle sin tener algún problema. Por ejemplo:

  • ¡Gracias por traer las bebidas para la fiesta!
  • Sin problema, como traía el coche no me han pesado nada.

6. Ningún problema

Esta forma es muy parecida a la anterior, queremos recalcar que no hemos tenido o que no nos ha supuesto ningún problema ayudarle con ese algo. Por ejemplo:

  • ¡Gracias por escucharme!
  • Ningún problema, para eso estamos los amigos.

7. No hay de qué

Cuando utilizamos esta expresión lo que queremos decir es que no hace falta que nos agradezca por nada, porque no nos ha costado, ni ha sido un problema o inconveniente prestarle nuestra ayuda. Por ejemplo:

  • ¡Mil gracias por traerme las medicinas!
  • ¡No hay de qué! Si estaba al lado de la farmacia, no me ha costado nada.

8. Es un placer

Esta forma la usamos para remarca el hecho que hemos disfrutado ayudando a nuestro interlocutor, es decir, que nos ha gustado darle nuestra ayuda. Por ejemplo:

  • ¡Te agradezco mucho que me ayudases con la mudanza!
  • ¡Ha sido un placer! Recuerda que tú me ayudaste a mí primero, era lo menos que podía hacer.

9. Con mucho gusto

Esta forma la usamos para expresar que ayudábamos de muy buena gana, es decir, que hemos accedido y prestado nuestra ayuda muy contentos. Por ejemplo:

  • ¡Gracias de verdad! No tendrías que haberme traído ningún regalo.
  • ¡Con mucho gusto! Tenía mucha ilusión de regalarte este libro.

10. Por nada

Esta forma es una variante de “de nada”, la preferencia en el uso va a depender particularmente del país o zona geográfica.

  • ¡Gracias por venir!
  • ¡Por nada! Ha sido un placer visitarte en tu nueva casa.

Después de haber visto todas estas formas para expresar “de nada”,  ¿habías oído hablar de todas ellas? ¿Cuál usas más? ¿Has oído hablar de alguna otra que no está en esta lista? Ahora ya tienes nuevas palabras que añadir a tu vocabulario, ¡Ha sido un placer! ;D