Aunque hoy en día la gran mayoría de personas usamos Google Maps, no por ello debemos de dejar de prestar atención a las formas que tiene una lengua para pedir ayuda y encontrar una dirección. Por eso, en este post te vas a encontrar con varias fórmulas para pedirle a alguna persona que te ayude con la dirección que estás buscando, además de estar preparado/a para interpretar la posible respuesta a tu pregunta.

Una de las primeras cosas que debes de tener en cuenta es el tratamiento que vas a escoger para pedir ese favor. Recuerda que español tenemos dos formas de tratamiento, tanto en singular como en plural.

Tratamiento en español
Formal Informal
Singular Plural Singular Plural
Usted Ustedes Vosotros/as

Después de saludar y elegir el tratamiento, en español utilizamos dos formas para introducir esa petición, estas son: disculpe/perdone (formal) y disculpa/perdona(informal). Como puedes ver es muy importante elegir el tratamiento que vamos a usar, porque dependiendo de esto vamos a usar una forma u otra.

Después, lo primero que debes saber es que en español hay unos verbos o combinaciones de verbos favoritos para poner a prueba el conocimiento de la zona de nuestro interlocutor, estos verbos son: haber, quedar, estar, saber, conocer, poder + decir, poder + ir,  sonar (coloquial). Muchos de ellos pueden acompañados de los adverbios dónde o cómo.

Haber

Se utiliza para preguntar por lugares en concreto, no para nombres de calle.

  • ¡Buenos días! Disculpe/ perdone, ¿hay por aquí una estación de tren?
  • ¡Buenos días! Disculpa/ perdona, ¿hay por aquí un cajero automático?

Quedar

Se utiliza para preguntar por la ubicación de una dirección o lugar.

  • ¡Buenas tardes! Disculpe/ perdone, ¿queda por aquí la calle Gran Vía?
  • ¡Buenas tardes! Disculpa/ perdona, ¿queda por aquí una estación de Atocha?

Estar

Utilizamos el verbo estar para preguntar por la ubicación concreta de un lugar, también se puede utilizar para direcciones.

  • ¡Buenas noches! Disculpe/ perdone, ¿está por aquí la calle Gran Alcalá?
  • ¡Buenas noches! Disculpa/ perdona, ¿está por aquí una estación de Nuevos ministerios?

Saber + dónde + está

Se utiliza para preguntar por la ubicación de una dirección de un lugar.

  • ¡Buenos días! Disculpe/ perdone, ¿sabe dónde está la calle Madrid?
  • ¡Buenos días! Disculpa/ perdona, ¿sabes dónde está el metro Callao?

Conocer

Se utiliza para preguntar por direcciones, si lo utilizamos para un lugar en concreto, este suele ir acompañado por detalles.

  • ¡Buenas tardes! Disculpe/ perdone, ¿conoce la calle del Barquillo?
  • ¡Buenas tardes! Disculpa/ perdona, ¿conoces por aquí un restaurante asiático?

Poder + decir + dónde + estar

Esta fórmula es una de las más largas ya que utilizamos hasta tres verbos, además de un adverbio. Se puede utilizar tanto como para direcciones como para lugares concretos.

  • ¡Buenas noches! Disculpe/ perdone, ¿puede decirme dónde está la calle Atocha
  • ¡Buenas noches! Disculpa/ perdona, ¿puedes decirme dónde está el metro Sevilla?

Poder + ir

Se utiliza para pedir a nuestro interlocutor que nos ayude con indicaciones más exactas para llegar a nuestro destino, ya sea una dirección o un lugar en particular.

  • ¡Buenos días! Disculpe/ perdone, ¿cómo puedo ir a la calle de los Madrazos?
  • ¡Buenos días! Disculpa/ perdona, ¿cómo puedo ir a la estación de Sol?

Sonar (coloquial)

Esta fórmula se utiliza para preguntar al interlocutor si recuerda que pueda estar cerca una dirección o un lugar en concreto.

  • ¡Buenos tardes! Disculpe/ perdone, ¿le suena que está por aquí la calle del Prado?
  • ¡Buenos tardes! Disculpa/ perdona, ¿te suena que está por aquí la estación de Nuevos Ministerios?

Después de preguntar

Ahora toca el turno de recibir la respuesta a nuestra pregunta, debemos saber que dependiendo del tratamiento que hayamos elegido, probablemente vamos a recibir la respuesta en un tono formal o informal.

En muchas ocasiones, la persona a la que preguntes te vaya a dar una pequeña introducción en la que exprese su opinión sobre la lejanía, cercanía, facilidad o dificultad de la dirección que le acabas de preguntar. Estos son algunas posibles introducciones:

  • Es muy fácil
  • ¡Ah! Sí, no tiene perdida.
  • Haber, pues mira.
  • Eso está aquí al lado.
  • Eso está un poco lejos.

Y después de esta pequeña introducción, es el turno de oír la respuesta más concreta. Para darte esta dirección, los interlocutores pueden utilizar verbos como deber o tener, acompañados de otros verbos, por ejemplo:

Deber

  • Sí, debe de seguir recto hasta la calle
  • Sí, debes de seguir todo recto hasta el semáforo

Tener

  • Si, tiene que ir por esta calle hasta la izquierda
  • Sí, tienes que ir por esta calle TODO RECTO

Otras veces no utilizan estos verbos que indican orden, sino que directamente utilizan el verbo indicador como: girar, ir, seguir, torcer, cruzar, coger, tomar.

Girar

  • Sí, gire a la izquierda en la siguiente calle.
  • Sí, gira a la derecha en la siguiente avenida.

Ir

  • Sí, vaya a la izquierda en la siguiente calle.
  • Sí, ve por la siguiente calle a la derecha.

Seguir

  • Sí, siga todo recto y después a la izquierda en la siguiente calle.
  • Sí, sigue todo recto y después gira a la derecha en la siguiente avenida.

Torcer

  • Sí, tuerza a la izquierda en la siguiente calle.
  • Sí, tuerce a la derecha en la siguiente avenida.

Cruzar

  • Sí, cruza la siguiente calle y luego a la izquierda.
  • Sí, cruce la siguiente calle y luego a la derecha en la siguiente avenida.

Coger

  • Sí, coja la primera calle a la izquierda.
  • Sí, coge la segunda calle a la derecha.

Tomar

  • Sí, toma la siguiente calle y después la primera a la derecha.
  • Sí, toma la segunda calle a la derecha y después a la izquierda.

Después de haber leído todas estas fórmulas para pedir y recibir información por una dirección, seguro que ya no entrarás en pánico si se te ha agotado la batería de tu móvil y solo recuerdas el nombre de la calle o lugar al que debes ir. Es muy importante ir preparados/as para cualquier inconveniente que se nos pueda presentar, ya que, aunque la tecnología nos pueda fallar, nuestro conocimiento nunca nos abandona :D